25 abr. 2010

Sueño 2.0

Estoy dedicándole demasiado tiempo a Internet. Hasta ahora sin ningún otro inconveniente que el cansancio y el tiempo que le quito a otras actividades. Pero ayer tuve un problema: mientras dormía empecé a ver los sueños en forma de comentarios. Todo lo que en mi mente sucedía en el transcurso de la noche estaba relacionado con el Facebook. Toda la gente que aparecía tenía su espacio y para entrar a mi sueño, me enviaba un request. Todos. Los conocidos, los que no eran conocidos, los allegados, las personas con rostro en blanco que suelen aparecer en los sueños, los famosos, los ignotos, todos. Cada cosa que sucedía en el sueño se trasmitía en una pantallita de Youtube. Y como no podía ser de otra manera….mi sueños se colgaban! De repente estaba soñando una pelea de boxeo, y los boxeadores se detenían y empezaban a pelear en cámara lenta. Por momentos tuve la impresión de pasar buena parte de la noche soñando con un reloj de arena girando sobre sí mismo. Debajo de cada sueño veía una línea en blanco, que se iba llenando de azul a medida que el sueño avanzaba. Tenía seis o siete sueños empezados el mismo tiempo, y cambiaba de uno a otro perdiendo el hilo de cada historia, sin poder completar ninguna, y quitándole la poca lógica que de por sí tenía cada sueño. Entre las cosas más curiosas que me sucedieron, la que más me impresionó fue cuando para oír el consejo sabio de mi abuelo tuve que tipear un dificultoso e incomprensible captcha. Incluso recuerdo que para liberarme de una terrible pesadilla, antes de hacerlo tuve que cambiar mi modo a “scared”, para después sí despertar atormentado. Aunque parezca mentira, creo que puedo acostumbrarme. Al fin de cuentas no deja de ser un sueño, aunque reconozco un cierto temor a que se repita. Pero lo que más me preocupa de todo esto es que mi capacidad de soñar quede condicionada por mi frágil memoria para las contraseñas.